Agpme

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

La TELEDETECCIÓN, una herramienta de apoyo para la toma de decisiones en situaciones de sequía

E-mail Imprimir PDF

Las actuales exigencias a las que está sometida la agricultura hacen necesario un compromiso entre producción y sostenibilidad. Ello exige, entre otros, un uso eficiente de los factores de producción y una gestión adecuada de los mismos. Las imágenes de satélite y la teledetección tienen mucho que aportar a este respecto. La teledetección ya ha dejado de verse únicamente como una herramienta de control de la administración y diferentes usuarios ven en ella una fuente de datos actualizados y veraces de gran utilidad en la agricultura actual.

 

 

El tratamiento y análisis de imágenes de satélite permite, entre otras aplicaciones, la identificación y localización de cultivos, y el seguimiento de su ciclo vegetetativo en grandes extensiones de territorio. Estas capacidades hacen de la teledetección una herramienta de gran utilidad para obtener periódicamente información actualizada sobre los cultivos y su evolución con el fin de apoyar la toma de decisiones.

 

En efecto, el conocimiento en tiempo real de estos datos sobre el territorio puede contribuir de forma decisiva en la toma de decisiones en momentos críticos. Así, por ejemplo, en periodos de sequía puede ayudar a paliar el impacto socioeconómico de los mismos, al facilitar, entre otros procesos:

 

• La determinación de cupos reales de agua combinando la información de cultivos con la del volumen de agua disponible.

• La cuantificación, y determinación del momento de aplicación, de medidas económicas de apoyo al sector mediante la monitorización del impacto de la sequía sobre la superficie y el estado de los cultivos.

 

El Grupo de Investigación Riego, Agronomía y Medio Ambiente (RAMA), al que pertenece la Unidad de Suelos y Riegos del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), viene desarrollando proyectos de investigación en este ámbito durante los últimos 20 años. Sus resultados han sido acreditados con su publicación en revistas científicas internacionales de alto impacto. Mediante estos proyectos se han desarrollado metodologías orientadas al seguimiento y evaluación del estado de los cultivos y sus necesidades hídricas tanto en zonas regables como de secano, así como a escalas espaciales de parcela, subregión (comunidades de regantes, municipios) y región (zonas regables, comarcas).

 

La teledetección aplicada a la agricultura  puede ayudar en los procesos de toma de decisiones en situaciones de sequía, ofreciendo información sobre la  identificación, localización y aforo de la superficie ocupada por cultivos de invierno y cultivos perennes y en  la  estimación del volumen de demanda de agua en estas superficies durante su ciclo vegetativo, todo ello, con anterioridad a la toma de decisiones de siembra de cultivos de verano. Igualmente asiste en la identificación, localización y aforo de cultivos tras la siembra de cultivos de verano; en la estimación del volumen de demanda de agua de las superficies de cultivo durante su ciclo vegetativo, con anterioridad al inicio del periodo de mayores necesidades hídricas (julio) y en la monitorización en tiempo real de la evolución de la superficie cultivada, de su desarrollo vegetativo y del impacto del estrés hídrico.

 

El Grupo de Investigación Riego, Agronomía y Medio Ambiente (RAMA), ya ha trabajado antes en estos aspectos como por ejemplo en la estimación del volumen de demanda de agua de las superficies de cultivo durante su ciclo vegetativo, realizada para los años 1993 a 2000 en el dominio regable del Canal del Flumen (33207 ha en Riegos del Alto Aragón). La  estimación se basó en mapas de cultivo. La menor disponibilidad de agua en la primavera de 1999 motivó una menor superficie sembrada de cultivos de verano y una menor demanda de agua.

 

También hay una investigación en curso en la que colabora la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón cuyos resultados provisionales ofrecen una primera identificación, localización y aforo de las superficies cultivadas en el perímetro de Riegos del Alto Aragón al norte de la Sierra de Alcubierre  (167588 ha), en los años 2004 y 2005. En 2004 la superficie ocupada por cultivos de verano fue mayor a la de 2005 (46% frente al 33%), al no producirse las restricciones de agua a que dio lugar la situación de sequía de 2005. El año hidrológico 2004-2005 se caracterizó por una situación de sequía que afectó a gran parte de la cuenca del Ebro

 

Hoy en día la teledetección es una tecnología madura para su uso operativo y así lo demuestra su utilización en diferentes aspectos como la ordenación del territorio, la preservación del medio ambiente, la prevención de catástrofes naturales, etc. La teledetección suministra información periódica y actualizada que resulta valiosa y  difícil de conseguir, convirtiéndose así  en una herramienta indispensable para la agricultura actual.

 

                                       

 

 

 

 

Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria. Dept. de Industria e Innovación 

Unidad de Suelos y Riegos (asociada a EEAD-CSIC)