Agpme

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

La problemática del virus del maíz en el Valle del Ebro

E-mail Imprimir PDF

Carlos Martín

Ricard Borrell

Anna Pedrós


 

 

 El virus del maíz es una enfermedad frecuente en muchas zonas donde se cultiva el maíz en el mundo. Es conocida la afección llamada mal de Rio Cuarto, denominada como la región Argentina donde en los años 80 limitó su cultivo a sólo algunas variedades tolerantes. Actualmente muchas empresas han conseguido híbridos con tolerancias aceptables.

 

La problemática de los virus del maíz en el valle del Ebro se ha estudiado desde los años 80. Primero fue el virus del mosaico enanizante que apareció en la comarca de la Noguera (Lérida) y los estudios por parte del servicio de extensión agraria de Lérida, clasificando las variedades de esa época, demostraron una preocupación más que justificada. Las empresas ensayábamos en la zona de Térmens nuestros híbridos, sin embargo debido a lo limitado de la superficie afectada, no existían programas específicos para ello. 

 

 TIPOS DE VIRUS: 

  Tres son los tipos de virus identificados: SCMV - MDMV – MRDV. Analizaremos los dos últimos más frecuentemente encontrados en nuestros cultivos.

 Los Análisis realizados nos indican que muchas veces se encuentran los tres virus juntos, sin embargo lo importante es pensar en dos formas distintas de infección:

ü       El Virus del Mosaico (MDMV) y el de la caña de azúcar (SCMV), que no son propagativos y sus vectores (pulgones) necesitan adquirir la enfermedad de una planta infectada, bien sea el huésped, el sorgum u otro maíz.

 

ü       En cambio, el Virus Rugoso (MRDV), que es propagativo y sus vectores (Laodelphax) casi siempre lo contienen en sus estómagos, tienen un tiempo de retención muy largo.

 

 

Partiendo de 130 análisis en 2012 realizados por el departamento de virología vegetal de la Universidad de Lleida y  estudiando los casos positivos por infección de virus de cada muestra, comprobamos algo muy interesante desde el punto de vista de asociación entre virus, observamos que el 35% de las muestras analizadas muestran infección triple, es decir, que aparecen infectadas por los tres virus. Siguiendo esta línea, observamos también una relación directa entre dos de los tres virus analizados, vemos que el 100% de las muestras positivas en virus del mosaico enanizante del maíz (MDMV) son positivas en virus de la caña de azúcar (SCMV), esta relación no es recíproca, es decir, no todos los positivos en SCMV son positivos en MDMV. Según se puede ver en el cuadro:

 

 

Un dato que habrá que corroborar en estudios futuros es si hay una relación directa entre los dos tipos de virus (SCMV/MSMV y MRDV), sabemos que hay relación entre SCMV y MDMV pero no podemos relacionarlos con el MRDV, al menos de una manera clara, ya que hay que tener en cuenta que los vectores son distintos.

                  

 SINTOMATOLOGÍA:

  

 Podemos distinguir la sintomatología según sea el virus causante. Por una parte tenemos los síntomas que muestra una planta infectada por MDMV y/o SCMV (los síntomas son semejantes) y por otra, encontramos la expresión de enfermedad que muestra una planta infectada por MRDV. Así mismo, cuando la planta está infectada por el virus del mosaico enanizante del maíz, podemos observar en la base de las hojas más jóvenes un mosaico característico. Se trata de unas manchas cloróticas que se intensifican a medida que nos acercamos a la madurez fisiológica. Otro síntoma que nos muestra esta enfermedad es el enanismo, el cual dependerá en mayor o menor grado, de la etapa de crecimiento en que se encuentre la planta en el momento de su infección. Las plantas infectadas durante la primera etapa, producirán mazorcas muy pequeñas.

 

 

 Cuando hablamos de los síntomas que muestra una planta infectada por el virus MRDV una característica bastante singular es que las hojas más jóvenes se endurecen, se enroscan hacia arriba y producen un crecimiento excesivo de las nervaduras (rugosidades). Este síntoma se pueden observar en la planta en el primer mes de edad. Este tipo de virus también provoca enanismo, el acortamiento de la distancia entre nudos que puede producir plantas enanas en infecciones durante la primera etapa de la planta, o deformaciones del penacho en infecciones más tardías. La planta infectada por MDRV pude llegar a no producir mazorca o producir una mazorca pequeña y deforme.

 

Planta con ataque temprano de MRDV 

 

Como hemos dicho anteriormente, encontrar solo uno de los tres virus es raro en nuestros campos, ya que lo habitual es la asociación de los tres en diferentes niveles, hecho que complica la exacta identificación in-situ. El estudio de las datos recogidos este año nos indican, como hemos referenciado en el apartado anterior, que el 35 % de las muestras analizadas muestran una afectación triple, que en el 100% de los casos, cuando una planta es positiva en infección de MDMV también lo es en de SCMV (cual cosa no muestra reciprocidad) y que el 85 % de los casos positivos en infección de MDMV son casos de infección triple.

 

 

En numerosos casos nos hemos encontrado con plantas que muestran inicialmente una sintomatología característica del mosaico (MDMV y SCMV) y más tarde han aparecido las rugosidades características del MRDV. Sin embargo esto no es lo importante, ya que normalmente el nivel de tolerancia de las variedades suele ser parecido para cada uno de ellos y no tendría sentido seleccionar un híbrido que solo fuera tolerante a un tipo de virus.

 

Otra realidad que dificulta la lucha contra esta enfermedad es que, cuando vemos los primeros síntomas ya no podemos hacer nada. La planta ya está infectada y solo si la variedad es tolerante podrá “luchar” contra el patógeno pudiendo así conseguir una cosecha aceptable. Por esta razón, una buena manera de combatir esta enfermedad es tener en cuenta los factores que influirán en incrementar o disminuir las probabilidades de infección de nuestro campo de maíz.

 

Con lo que se explica a continuación y sabiendo lo que muestran nuestros estudios, podemos combatir esta enfermedad sabiendo como prevenirla.

 

 

PROBABILIDAD DE INFECCIÓN:

 

Es muy importante analizar la probabilidad de infección de virus en el campo, ya que podemos por un lado recomendar la variedad adecuada y por otro lado “protegerla” con unos cuidados culturales determinados.

 

Zona Geográfica:

 

 Si bien hemos visto extenderse la zona de virus los últimos años, no cabe duda que si nos encontramos en una zona endémica, deberemos extremar los cuidados.

Si tenemos en cuenta el número de muestras positivas y las acumulamos por zona, podemos observar que en todas las zonas encontramos presencia de los tres virus en mayor o menor medida, si bien su nivel de incidencia varía notablemente

La experiencia después de años conviviendo con problemas de virus MRDV, nos permite clasificar las zonas endémicas. En el siguiente cuadro se puede observar un resumen a partir de las observaciones, encuestas y visitas a fincas de agricultores:

 

                         

 

 

Fecha de Siembra: La fecha de siembra es el factor más importante a actuar para luchar contra esta enfermedad.

 

Si analizamos el total de muestras tomadas durante el verano en los maíces con mayor afectación de virus y correlacionamos su porcentaje de incidencia del virus con la fecha de siembra, observamos que los casos de mayor incidencia se concentran durante las siembras de los últimos días de Abril y la primera quincena de Mayo y  estos resultados coinciden con los datos publicados por la Dra. M. A. Anchón de la Universidad de Lleida.

 

       

 

Sabemos que el vector que transmite el virus se alimenta en los cereales de invierno que rodean a los campos de maíz y cuando el cereal entra en senescencia, el vector busca otros cultivos que todavía estén verdes para continuar su ciclo. Cuanto más temprano sea el desarrollo de la planta en el momento de la infección, mayor va a ser el daño que le provocará el virus. Así que las nacencias cercanas a los picos de vuelo del Laodelphax tienen mayor probabilidad de sufrir un ataque más agresivo del virus y más pérdidas en la producción final.

 

Se ha comprobado  que el pico  se concentra a mediados del mes de mayo. Y tal como puede observarse en la gráfica, las siembras tempranas de Marzo o primeros de Abril tienen menor probabilidad de infección por MRDV. Igualmente las siembras del mes de junio disminuyen el porcentaje de incidencia ya que también se escapan del pico de vuelo del vector.   

 

Analizando estos datos podemos encontrar una relación directa y estrecha, entre la fecha de siembra y el porcentaje de plantas afectadas por virus, tal como mostramos en las gráficas anteriores, donde encontramos dos picos de máxima incidencia coincidiendo con las fechas de final de abril (26/04) y mediados de mayo (10/05). Fechas muy influyentes desde el punto de vista del vector que transmite la enfermedad, ya que, la primera coincide con el inicio de la senectud del cereal de invierno y la segunda con el inicio de la cosecha; dos factores que afectan directamente al desplazamiento del vector desde el huésped primario (cereal de invierno) al huésped secundario (maíz), tal y como se ha explicado en los puntos anteriores.

 

Este hecho, nos da otra idea de la influencia del cultivo adyacente con la afectación de virus en nuestros campos de maíz.

 

Cultivos colindantes:

 DDD

 Este es un factor fundamental y se ha comprobado que los maíces cuando están rodeados de cereales de invierno aumentan la probabilidad de MRDV y cuando están rodeados de Frutales hay más presencia de MDMV. Esto es porque los vectores pasan de los cereales al maíz si esta cerca, ya que el estío y la cosecha le deja sin comida y encuentran en el mes de mayo un cultivo muy apropiado

 

Si analizamos las muestras tomadas y relacionamos la incidencia de virus (cualquiera de los tres) con el cultivo colindante a la parcela afectada, observamos que el barbecho y los frutales son los que tienen parcelas con mayor incidencia, seguramente debido a la presencia de mayor número de vectores, especialmente pulgón en frutales.

 

El caso del barbecho seguramente se explica por la mayor población de malas hierbas durante todo el año que sirven de refugio del insecto y los virus.

 

Estrés:

 

El estrés influirá desde el punto de mantener la planta en estado sensible más tiempo, así mismo si las plantas crecen rápidamente y sin estrés y pasan rápidamente sus primeros estados fenológicos el efecto será menor. Varios son los factores que producen estrés y por lo tanto más virus:

 

1-      Los herbicidas de post-emergencia. Producen dos consecuencias, por un lado los vectores pasan de las malas hierbas muertas al cultivo al quedarse sin sustento y por otro lado crean parones de crecimiento del maíz.

2-      Las malas labores culturales, suelo compactado, encharcamiento, poca tierra disponible.

3-      Falta de agua en segundos estados: Es creencia dentro de los agricultores que un estrés hídrico al principio es bueno, pero esto produce una ralentización del crecimiento y por lo tanto mas periodo sensible.

 

Los factores que provocan un parón en el crecimiento del maíz, dejan el cultivo más tiempo expuesto al vector y por tanto el porcentaje de afectación de virus en el cultivo suele ser mayor.

 

 Calidad de Semilla:

 

 El vigor y calidad de la semilla parece un factor importante, se ha comprobado que una misma variedad puede tener niveles de tolerancia al virus distintos de pendiendo del lote que provenga la semilla.

 

 

Tratamiento de la semilla:

 

 Está demostrado que el tratamiento de la semilla con clothiandin (Poncho) de la semilla, protege a la planta de insectos aéreos durante sus primeros estados. La utilización de esta semilla debe de hacerse de una forma adecuada, según indica la etiqueta del saco.

 

 

VARIEDAD:

 

La genética es un factor determinante en la probabilidad de contraer virus pero esta nunca  nos garantizará la sanidad total, ya que de momento no existen variedades resistentes y sólo podremos valorar niveles de tolerancia.

 

La tolerancia de una variedad se va a demostrar en el momento de la polinización y llenado del grano. Veremos variedades que demuestran altos niveles de enanismo antes de la floración y sin embargo no demuestran reducciones de mazorca muy altas y también encontramos el caso contrario. Es por esto por lo que la valoración de los híbridos es fundamental y necesitamos unos ensayos fiables en zonas endémicas, que nos permitan conocer muy bien nuestros híbridos antes de su lanzamiento.

 

 

 

 

 

 

CAUSAS MAYOR INCIDENCIA EN 2012

 

 

Muchos Agricultores nos preguntan el porqué este año están teniendo tantos problemas de virus en sus maíces.  Normalmente se achaca a la semilla, sin embargo varias han sido las causas particulares de este año, que han incidido en la propagación de la enfermedad. En orden de importancia son:

 

1-     Retraso en la fecha de siembra: debido a la falta de disponibilidad de agua a principio de la temporada ha producido una incertidumbre y un retraso en la siembra. 

 

2-     Siembra escalonada: Este año hemos estado sembrando maíz durante 3 meses, esto a producido un “puente Verde” ideal para la propagación de los vectores. 

 

 

3-     Frío y lluvias en Abril: No solo retrasaron la fecha de siembra en muchos casos también ralentizaron el crecimiento y por lo tanto exponiéndose el cultivo a más semanas en época sensible. 

 

4-     Mayor estrés: Muchos campos de maíz se han visto regados de forma deficiente. 

 

5-     Variedades sensibles: Después de unos años con una presión baja de virus, se “han colado” variedades sensibles que de otra manera no se comercializarían en zonas endémicas. 

 

 

CONCLUSIONES:

 

 

·         Los Virus son un problema endémico del valle del Ebro y parece que la superficie endémica va creciendo cada varios años.

·         Hay que temer más a los virus los años con poca disponibilidad de agua como ocurrió en 2005 y en este 2012.

·         Tres son los virus más importantes y muchas veces se muestran a la vez. El MRDV es el que más perdidas produce y el más difícil de analizar.

·         No existen variedades resistentes, ni se está trabajando con OGMs.

·         En zonas con alta presión, la única solución es sembrar muy pronto, hasta primeros de abril, o muy tarde, Junio.

·         El tratamiento de semilla con Poncho es muy eficaz. No existen ensayos fiables de la respuesta a tratamiento de la planta.

·         Hay que tener muy en cuenta los factores que hacen aumentar la probabilidad de infección severa, como los cultivos de cereales colindantes y diversos tipos de estrés.

·         Es fundamental el conocimiento de los híbridos futuros, y para conseguirlo, necesitamos ensayos que nos garantice la presión de la enfermedad.