Agpme

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Riego por goteo en cultivos extensivos

E-mail Imprimir PDF

Desde hace unos años se están realizando experiencias para adaptar el riego por goteo a cultivos herbáceos, con el objetivo de hacer un uso más eficiente del agua de riego y obtener una mayor rentabilidad por hectárea.

En el caso de Aragón se están realizando experiencias en la finca La Alfranca, en las proximidades de Zaragoza. Esta finca es propiedad de la Diputación General de Aragón, aunque es la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (SARGA) la que tiene encomendada su gestión.

 

Las ventajas que presenta el riego por goteo son las siguientes:

o          Reducción de la evaporación, escorrentía y percolación.

o          Reducción de las pérdidas por viento.

o          Menores requerimientos de presión.

o          Mejor gestión de fertilizantes.

o          Mayor eficiencia y menor lixiviación.

o          Reducción de los tratamientos de fitosanitarios.

o          Reducción de malas hierbas.

 

Los inconvenientes son los siguientes:

o          Riesgo de obstrucciones.

o          Coste de extender y recoger los ramales en riego superficial.

o          Dificultad de realizar las labores si no se recogen los ramales.

o          La profundidad de los ramales debe ser reducida y adaptada a los ramales en sistemas enterrados.

o          Posibles problemas de nascencia, mayores con goteo enterrado.

o          Menor vida útil de las tuberías superficiales.

o          No lavado de la planta. Mayor riego de plagas.

Los sistemas de riego por goteo para cultivos extensivos pueden ser de dos tipos:

o          De ramales enterrados: la tubería portagoteros se encuentra enterrada a una profundidad determinada.

o          De ramales superficiales: la tubería portagoteros se encuentra dispuesta sobre la superficie del terreno.

Cada uno de ellos presenta ventajas e inconvenientes. La tubería enterrada nos facilitan las labores, mientras que la superficial nos permite un mejor control del sistema.

A la hora de decidirnos a instalar este sistema de riego deberemos realizar un cuidadoso estudio de las condiciones de nuestra parcela. La textura del suelo, la capacidad de retención de agua, la profundidad del suelo, la salinidad y el drenaje de la parcela son factores clave a la hora de posibilitar la viabilidad de este sistema de riego.

Por otra parte, en el caso concreto del cultivo del maíz, la nascencia es un período crítico del cultivo, con lo que fallos a la hora de nacer el cultivo nos condicionará la producción final, y por tanto la rentabilidad de nuestra explotación.

La experiencia de La Alfranca nos indica que es el riego por goteo aplicado a cultivo extensivos es una alternativa real a otros sistemas de riego, si bien se debe avanzar con más años de experiencia. En todo caso, como hemos indicado anteriormente deberemos efectuar un cuidadoso análisis antes de decantarnos por él.